El Temple en nuestro país

En el primer tercio del S. XII, los templarios se establecieron en Aragón, Cataluña y Navarra, y posteriormente se extendieron a Castilla y León. Su principal función en estos reinos consistía en la defensa de los territorios fronterizos, y alcanzaron gran importancia con su activa participación en las acciones guerreras de la reconquista.

En el reino de Aragón y Navarra, la orden del temple, junto con los del hospital y el santo sepulcro, fue nombrada heredera de los reinos por el testamento de Alfonso I el batallador, no obstante, a la muerte del rey, su testamento no fue aceptado, y los templarios recibieron en 1143 diversos castillos en compensación a su renuncia a la herencia. Ello contribuyó a su predominio económico y social, debido a la posesión de extensos señoríos en estos reinos.

Acompañaron a los reyes en las empresas guerreras contra los musulmanes: en 1149 recibieron el dominio de parte de las ciudades de Tortosa y Lérida por su participación en la conquista; en 1210 conquistaron varios castillos en el reino de Valencia (Ademuz, Castielfabib y Sertella). Acompañaron a Jaime I en las empresas de Valencia y Mallorca. En el reino castellanoleonés, Alfonso VII les concedió la fortaleza de Calatrava, tomaron parte en la conquista de Cuenca, en la batalla de las Navas de Tolosa (1212) y en la toma de Sevilla.

Tras su caída en desgracia en Francia, los templarios corrieron diversas suertes en los reinos de España. Así en Navarra, la persecución de los caballeros templarios, se hizo según el modo de proceder francés. En el reino de Aragón, el rey ordenó al inquisidor general y a los obispos de Valencia y Zaragoza que actuaran contra los templarios (diciembre de 1307) y en algunos casos las tropas del rey tuvieron que tomar algunos castillos que se resistieron.

Posteriormente en el concilio celebrado en Tarragona (4 de marzo de 1312), se reconoció su inocencia, pero se decretó su dispersión, hasta que en 1331 se les permitió entrar en otras órdenes. Con los bienes de la orden del temple en el reino de Valencia se fundó la orden de Montesa; sus bienes de Aragón y Cataluña pasaron a los hospitalarios, y en Castilla a la corona. 

Clan Templario Copyright ®2008